El mundo unido por un balón, sha la lá

Hay que reconocerle algo a los comerciales que promocionan alguna marca deportiva: llegan a ser tan buenos que hasta ganas dan de renunciar en el acto a la vida sedentaria de perdición que llevamos hasta ese momento y sumarnos a las hordas de corredores matutinos en los parques.

Sin embargo, también estos monstruos son interesantes patrocinadores de figuras y disciplinas deportivas marginales... claro, cuando se dan cuenta de que ambos están a punto de abandonar esta marginalidad, y entonces sí, los publicitan tanto como pueden, a fin de sacar más adelante todo el provecho monetario que pueda resultar de esta promoción.

Si ustedes que me leen, como el 99.9% de los ilusos (o masoquistas) que vimos el Mundial de Alemania, cargan aún con la resaca de amargura y frustración correspondiente, permítanme darles el siguiente dato.

El próximo año habrá Mundial también (no por petición de Zidane o de Hugo Sánchez). La cita será en China y la razón por la que no hay en este momento legiones de reporteros cubriendo desde ahora todo lo que pasa y no pasa por allá, o comerciales en radio y tele bombardeándonos con anuncios protagonizados por los astros del balón, se debe a que ésta será la versión femenina de la Copa Mundial.

Amenazo... digo... prometo un post futuro más extenso al respecto. Por ahora comparto con ustedes este anuncio que fue el causante de todo el choro inicial.

Pero si ustedes creen que esto es una combinación chafa de El tigre y el dragón y Super Campeones, o que los publicistas de Adidas tienen acceso a demasiadas sustancias no legales, se equivocan.

En el mundo del futbol femenino, las chinas están más que reconocidas como jugadoras fuera de serie... increíbles.

Por tanto, me aventuro a pronosticar desde ahora que el próximo año China obtendrá su primera Copa en un Mundial de futbol, obtenida por su selección femenina. Y si alguien lo duda, apuesto una sopa maruchan con su correspondiente galletita de la suerte.

Ah, y para los que se acordaron de que México tiene también su selección femenina, y que las chavas que juegan ahí no sufren de estrellitis, juegan sin complejos y sí saben lo que es fajarse la camiseta a la hora de las patadas, les gustará saber que en próximos días jugarán en la Copa de Oro Femenina 2006 por un sitio para el Mundial en China, pues el primer y segundo lugar de este torneo obtendrán los dos pases que quedan para la región de Concacaf. El tecer lugar tendrá que jugar contra la selección japonesa por el último boleto.

El primer partido que jugará la selección será en el estadio Tropical Park, Miami, Florida, el 19 de noviembre, a las 7.30 (hora local) contra la selección de Trinidad y Tobago (tan gratos recuerdos, ¿verdad?).
Y de vencer, jugarían el 22 de noviembre, a la misma hora, en el Home Depot Center de Carson, California contra la selección anfitriona, es decir, EU (ups). ¿Mencioné que las estadunidenses fueron campeonas de este torneo en 2000 y 2002?
(Aquí pueden leer el boletín de prensa completo.)

Bueno, esperemos que este complejo seudo futbolistico que nos embarga siempre que hay partido México-EU lo superemos algún día; que las chavas obtengan el boleto a China por que si alguien se ha esforzado por elevar su nivel como deportistas, son ellas. Y esperemos también que a algún genio de los medios se le prenda el foco y comience a transmitir los partidos de esta selección, tal y como lo hace con la otra.

La mujer es el futuro del futbol
Free Tibet
Que regresen las maruchan de camarón al mojo de ajo

4 GLOSAS:

Janik dijo...

Jejeje pos la mera verdad a mi no me gusta el futbol ni de hombres ni de mujeres. Viva la natacion, aunque mi hermana diga que es aburrida y que solo dan vueltas, yo si era de las que se ponía a ver los 400 metros de mariposa... te extraño mucho !!! besitos!!!

Galufi dijo...

A mí, como buena argentina, me gusta el futbol pero reniego de él porque cada vez se juega más siguiendo las reglas del mercado. Está perdiedo la magia y es triste. Nunca vi futbol femenino! y me gusta la natación, para practicarla, no para verla!.
Recomiendo también el libro de Galeano: el futbol a sol y sombra.

Peque dijo...

el problema es que aún los deportes están sumergidos en una atmosfera machista

bandala dijo...

Pues que puedo decir, el fut y la natación son mis deportes favoritos para practicar. Pero el fut tiene un lugar especial en mi corazón (sacas muchas frustraciones y estrés con las patadas además).
Pero coincido con Galufi y Peque, todo se comercializa y si no se hace pensando como machines, entonces no vale.