Por qué no tengo televisión


Desde que abandoné el nido paterno, busqué llevar mi recién independizada existencia hacia los cauces de la austeridad y la vida simple, cual novicia zen. Con tal motivo, me di a la tarea de meditar y meditar; tomar mucho té verde y sopitas maruchan de camarón; además de prescindir de las cosas superfluas para mi igualmente austero presupuesto personal. Entre estas cosas se encuentra la tele.

No tengo tele.

Y eso no quiere decir que no me guste verla. La cosa es que me gusta bastante saber que puedo sobrevivir sin su presencia. (Internet, radio y cafetera son cosas aparte.)

Pero a veces, cuando la h. unanimidad comenta algún suceso televisado, la realidad parece fragmentarse y retorcerse para los parias como yo, incapaces de vislumbrarla claramente.

Haciendo un gran esfuerzo y poniendo a prueba mis devaluadas capacidades de análisis, deducción, inducción y abstraccion, llegué a las siguientes conclusiones, después de lo acontecido esta semana en la Cámara de Disputados:

-Estrenamos nueva consigna histórica: Remember San Lazarouu.

- Los diputados dan pena: no saben agarrarse a golpes decentemente (ni suficientemente). Sus técnicas pugilísticas carentes de toda efectividad y gracia hacen parecer a las riñas de chavitas de secundaria como heroicos duelos entre samurais.

- Las diputadas dan miedo, harto miedo. Recen por no cruzarse jamás en el camino de una de estas damas embargadas de patrio furor, dispuestas a sacrificar a latazos a cualquier masiosare y a todo extraño enemigo que ose profanar con su planta la máxima tribuna de la nación. Al respecto, les recomiendo este post gonzalopolitano. Gran post, gran blog.

- En estos momentos, La Perra Brava, La Monumental y anexas, deben estar buscando desesperadamente a los principales animadores de los zafarranchos para pedir su democrática asesoría y sabio consejo en futuras acciones encaminadas a cumplir cabalmente con los fines que animan tan honorables instituciones.

- El Canal del Congreso dejará de ser uno de los remedios más eficaces contra el insomnio de miles de televidentes y entrará por fin a televisión abierta en horario estelar para iniciar transmisiones de su propio reality show.

- No hay ingobernabilidad, violencia o desempleo en México. No hay nada más que la noticia del fallecimiento del señor "Aún hay más".

Efectivamente... aún hay más.

Pd. Vaya que andábamos sintonizando la misma frecuencia, ¿verdad Janik? Les recomiendo una vuelta por el post mediático de este blog paradigmático.

Bloggeri videns nos erimus.

6 GLOSAS:

Janik dijo...

Jajajajaja está bien bueno tu post! jajajaja Pinche Yaz eres la neta con lo del congreso!!! jaja esta re bueno en realidad y mira que si nos sintonizamos en el mismo canal, por cierto, nos vemos el viernes verdad?
saludos!

bandala dijo...

Hooola!
Que bueno que este debraye te alegró; a veces pienso que si no nos reimos, nos va peor.
Pero la neta la neta... soy yo la que me quito el sombrero con usté.
Y sí, nos vemos este viernes.

Abrazotes

Musidora. dijo...

Yo por eso ya cargo con mi curul portátil.

No vaya a ser que en una de ésas me confundan con una camarada de Flavio Sosa y me quieran sacar una declaración cachirula.

bandala dijo...

Mi querida Musidora, dichosos los ojos que la leen.
Sabia la previsión de usted. Procuraré no desatar su ira por si el curul portátil también incluye el kit de diputada aguerrida. Y si consigue de una vez una banda presidencial marca Mi Alegría, ya la armamos.
Besotes en esperas de la próxima cheleada.

Galufi dijo...

jajaja buenisimo!. Mafalda siempre tan actual!. Hace unos años en vez de votar en blanco meti en el sobre un chiste de Mafalda... :)

Yo vi lo de congreso! acá paso muchas veces igual...

A veces también preferiría no tener TV...

bandala dijo...

Hola Galufi! Gustazo leerte de nuevo!
Ufff... por favor no me digas que se enteraron de este relajo hasta la Argentina!!! Si ya era bastante vergonzoso enterarse en las noticias nacionales no me quiero ni imaginar a nivel internacional.
Oooh, y ahora ¿donde consigo una bolsa virtual de papel para ponérmela en la cabeza?
(Buenísima idea lo de Mafalda, pero creo que tendré que esperar un poco para ponerla en práctica, pero tienes toda la razón, Mafalda for ever.)