Suite del insomnio: Zen

"Todas las enseñanzas siguen tres pasos consecutivos: el elemental, el intermedio y el definitivamente bueno.
En primer lugar, es necesario enseñar a los demás a desarrollar una buena mente. En la etapa intermedia, ésta se trasciende. La última etapa se llama la definitivamente buena.
Esto es lo que significa el proverbio: 'Un ser iluminador no es un ser iluminador, pero es llamado un ser iluminador; la verdad no es la verdad, y sin embargo, no es más que la verdad'. Todo es así.
Pero si sólo enseñas una etapa, harás que la gente vaya al infierno. Y si enseñas las tres a la vez, serás tú el que irá. Un verdadero maestro no actúa así."

Pai-chang, "Tres pasos"
en: Thomas Cleary, Zen básico, Barcelona, Oniro, 2001.
Segundo epígrafe

3 GLOSAS:

Galufi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Galufi dijo...

"Siddharta.-¿Cuántos años crees que tiene el más anciano de los samanas, nuestro venerable profesor?
Govinda.-Quizá tenga unos sesenta.
Siddharta.-Tiene sesenta años y no ha llegado al nirvana. Tendrá setenta y ochenta años, como tú y yo los tendremos, y seguiremos con los ejercicios y ayunaremos y meditaremos. Pero nunca llegaremos al nirvana. Ni él, ni nosotros. Govinda, creo que seguramente ni uno de todos los samanas llegará al nirvana. Ni uno. Encontramos consuelo, alcanzamos la narcosis, aprendemos artes para engañarnos. Pero lo esencial, el camino de los caminos, éste no lo hallaremos."

Hermann Hesse (Siddharta)

bandala dijo...

Asi es. No sabemos si llegaremos o no llegaremos a conocer el fin de nuestro camino. Pero nuestra dicha es saber que hay camino.
Un gran abrazo y gracias por Hesse.