Ciertas cosas que no se saben de mi. (Post egofílico)

No me gustan las visitas inesperadas. Avisen aunque sea desde el teléfono de la esquina, pero ¡avisen!

Sólo me puedo dormir escuchando música. Cosas tranquilas y a un volumen casi inaudible. Una manía que no molesta a nadie más, pero manía al fin.

Los payasos me dan horror (sí, los que van por ahí con maquillaje).

Algunas personas sienten debilidad por los zapatos, otras por los autos, otras por los discos. En mi caso, me chiflan las calcetas de colores y los artículos de papelería (libretas, gomas, plumas, etc.)

Entre mis vocaciones infantiles, la de mayor importancia fue la veterinaria, hasta que me enteré que los veterinarios también debían "dormir" a los animales, cosa que no pensaba hacer, lo cual me hizo renunciar a una prometedora carrera aun antes de estudiarla.

Era conocida por contar montones de chistes. Y todos malos.

2 GLOSAS:

Trompetista de Falopio dijo...

Jajajajajajajaja. Qué simpáticas tus manías. Fíjate que así como a tí te chiflan los artículos de papelería, yo tengo una tía que en su mocedad enloquecía con los líquidos para limpiar. No la culpo, son muy coloridos. Saludos, ésa la Bandala.

bandala dijo...

Gracias por ver con simpatía mis manías. Les tengo cariño, la verdad. Y en ocasionnes, se me figuran remedios para mantener un nivel de cordura aceptable.

Abrazos!