bienvenido, junio

Comenzamos junio... Vaya comienzo.

Qué tal una gripe psicosomática que me noqueó todo el fin de semana. Sólo recuerdo un par de momentos de media vigilia en que abandoné mi posición horizontal y mi función de fuente calorífera para mis gatos, que dormitaron junto conmigo esos días.

Lo peor de una gripe psicosomática es que sólo se acaba cuando se quiere acabar. Antibióticos, jarabes, pastillas, remedios caseros... todo carece efectividad sobre el término de este mal. Sumemos a esto el hecho de que yo misma perdí toda la fe en los beneficios de cualquier antibiótico a muy temprana edad, merced a cierto episodio de mi infancia relacionado con una intoxicación sabor a naranja. Soy una atea de la aspirina y sé de buena fuente que Bayer me quiere ver arder en una pira por hereje.

Además, nos han prometido días como hornos, lo cual no es una buena noticia viviendo en una ciudad como ésta, ni en estos momentos en que siento el cuerpo de yeso y la cabeza de agua.

He dormido poco y mal.
Siento la garganta como si hubiera tragado un par de litros de mertiolate.
... Y mi tesis sigue creciendo página tras página.
... Y los desencuentros.

Ah, qué previsible soy.
Ah, esta gripe.

Sólo se acaba cuando se quiere acabar.

5 GLOSAS:

Galufi dijo...

Ey! yo estuve igual! con una gripe psicosomática que surfeaba sobre una ola de frío que dejó a Buenos Aires en colapso energético: cortes de luz, baja tensión (ni hablar de prender a la vez la mínima calefacción eléctrica y el secador de pelo) y poco gas para calentar los hogares.

También he dormido poco y mal.
Siento la garganta con arena (como dice el tango)
... Y mi tesis sigue DE-creciendo página tras página.
... Y los desencuentros...

Besos! te escribo pronto : )

Tania dijo...

Ay amiga, yo estoy igual: con la cabeza hecha un molcajete sobre mis hombros, el cuerpo lleno de nudos y demás... A eso le puedes sumar:

1) dos chiquillos gritones y peleoneros;
2) el calor y la humedad del verano nipón;
3) la NO existencia de tesis alguna...

¡Quiero a mi mamá!

bandala dijo...

GALUFI: gripa + colapso energético - agua caliente ni calefacción = voy a pensarlo dos veces la próxima vez que me queje del clima por aquí. Ánimo y mis mejores deseos.
TANIA: Definitivamente este mes es terrible. El único consuelo que tenemos es que aun podemos echarle la culpa a los hijos, el estrés y el calentamiento global y no a la menopausia. Te mando un abrazo muy fuerte y mis mejores deseos por tus trece añitos ;)

jimena dijo...

bandala, disfruta de ese clima bendecido de la ciudad de méxico... que envidia te tengo!
dice la canción que tabasco es un edén, pero el clima del altiplano central de méxico es la re-hostia

bandala dijo...

JIMENA: La verdad es que sí es un clima envidiable, aunque el calor siempre es el calor. Muchos saludos!