¿Dónde estaré esta noche? (continuación)

... Es lo que me pregunto ahora que una mudanza ya no es posibilidad sino certeza.

Mi momento favorito del día es el ocaso; me gusta ver las ventanas que comienzan a iluminarse a esa hora. A veces puedo distinguir algún detalle como un trozo de cuadro, el color de la pared, el resplandor de la tele. Entonces, me pongo a imaginar quiénes viven ahí, qué hacen, qué suelen cenar... Las luces de las ventanas que se prenden en el ocaso son como las luces del candelero que prometen un poco de esperanza ante la llegada de la oscuridad que lo envuelve todo.

Ahora que ya me obsequiaron la certeza de no poseer ningún lugar, me sigo preguntando:
¿Dónde estaré esta noche?*
...
Ventanas de mi cuarto,
De mi cuarto de uno de los millones en el mundo que nadie sabe quién es
(Y si supiesen, ¿qué sabrían?),
Dais al misterio de una calle cruzada constantemente por gente,
A una calle inaccesible a todos los pensamientos,
Real, imposiblemente real, cierta, desconocidamente cierta,
Con el misterio de las cosas bajo las piedras y los seres,
Con la muerte que mancha de humedad las paredes y hace blancos los cabellos de los hombres,
Con el Destino que conduce la carroza de todo por el camino de nada. ...
Fernando Pessoa, Tabaquería (fragmento)

_____________________
* Originalmente éste es el título de una obra teatral escrita y dirigida por Claudio Valdés Kuri, sobre la figura de Juana de Arco. Ojalá vuelvan a montarla; aún espero verla.

2 GLOSAS:

Tania dijo...

¿¿¿DE MUDANZA??? ¿Dónde y cuándo va a ser la fiesta del remojo? ¡Yo llevo las chelas y una bolsa de papas fritas! ¿O te gustan las cusquerías japonesas? Hay de arroz, con alga o wasabi y las mejores son de calamar seco.

Oye, ya fuera de chacoteo, avísame por favor dónde puedo encontrarte o encuéntrame tú por favor...

bandala dijo...

TANIA: Aun no hay mudanza pero cuenta con que tendrás la primicia cuando suceda, así que ve apartando las cusquerías de arroz, wasabi y todo lo demás, que ya se me antojó. Y aunque no haya remojo, espero que no sea obstáculo para que degustemos unas buenas chelas junto con la botana correspondiente. Nos vemos pronto!