Un año

Tuve dias largos como sombras, para guardarlos espléndidos en su estuche
Tuve palabras que me aguardaban desnudas e incandescentes
Tuve tantos años; todos mis veintinfiernos.
Tuve inocencia y fe
de ambas me quedan aún algunos saldos

Soy una casa dividida entre la bruma azul de la sierra y el canto gris del sol de las azoteas
Soy una gata y una perra
Soy cauce de ciertas palabras remotas
Soy un montón de esperas y algunas despedidas
Soy una herida abierta desde que tembló
Soy catéter en el alma de Babel
Soy quien puede recordar este nombre: Erubí

Soy lo que soy
Lo que tengo y he tenido
Lo que me ha abandonado
y lo que dejé
Lo que aún no olvido


Un Ondinnonk

3 GLOSAS:

KUXTODIO dijo...

un beso para el recuerdo y un abrazo para su nolvido...adelante¡ (sin transar)

Señor Chiquito dijo...

Precisamente ayer leía algo que me recordó esto, el libro se llama Enseñanzas Zen y está escrito por el primer patriarca del Budismo Zen: Bodhidarma. Él dice que existe una mente, y esa mente es todo lo que tenemos, pero no somos conscientes de ella, ser conscientes de ella sería reconocer nuestro Ondinnonk
Esto que escribé me dice muchas cosas, sobre todo porque se acerca mi cumpleaños. jejeje, saludos.

bandala dijo...

KUXTODIO: Un beso y abrazo para su memoria y las palabras que comparte. Muchas gracias.
SR. CHIQUITO: Gracias por hablarme de Bodhidarma, me parece muy interesante. A decir verdad, no se me había ocurrido pensar sobre la misma inconcienca del ondinnonk. Feliz próximo cumpleaños!