Anti apología emo

(Nota: En realidad las siguientes lineas surgieron de lo que iba a ser simplemente una respuesta al post que la Trompetista, alias por miss Livi, dedicó a la noticia sobre los emos agredidos en Querétaro. En cumplimiento a lo señalado con rigor en el Manual de Carreño de los blogs sobre las respuestas largas largas en un blog ajeno, preferí redactarlo como un post en forma, que para eso tengo blog propio. Y respecto al video que menciona la Trompetista, sólo puedo decir: los emos me hacen llorar... pero de risa)

En lo personal, siempre desconfío de quien deposita su identidad en un atuendo específico o que requiere de seguir un patrón colectivo bien marcado para delinear su propia personalidad: una chamarra parchada de consignas, unas botas de determinada marca, hechura y material, un color, un género musical. Admiro, sí, a quien asume conscientemente una filosofía de vida y es coherente con ella pero no permite que ésta le restrinja ni le marque límites, sino que, por el contrario, es un punto de referencia para buscar, crecer, aprender y ser un individuo más pleno y feliz.

Sin embargo, hay algo que no me termina de convencer en todo ese asunto de la agresión colectiva a los emos.

1) Esta noticia fue deformada por la prensa de manera más bien amarillista. Más bien, considero que los medios no están apuntando realmente al grave problema de intolerancia y discriminación en el país; discriminación que abarca cuestiones étnicas, religiosas, orientaciones sexuales y temas de género. Sin embargo, el ataque a una tribu de adolescentes con aspecto "rarito" es un asunto mucho más llamativo en el noticiario de las nueve de la noche que el reporte de otras situaciones que acaecen cotidianamente en el país pero no despiertan el morbo de una audiencia con la suficiente estrechez mental como para asumir éste y cualquier otra manifestación violenta de intolerancia como una noticia con determinado grado de caducidad; sin relevancia,trascendencia ni trasfondo. Hablamos de una audiencia que experimenta el mismo regocijo ante las imágenes de una zacapela colectiva donde un montón de chavitos greñudos y malvestidos son los chivos expiatorios ("Qué bueno, a ver si así aprenden a comportarse"), que ante el video de Edgar, que ante los resultados del partido de futbol del día. Vivimos en una sociedad con un grado de discriminación tremendo pero somos poco concientes de esto hasta que estalla de formas más o menos aparatosas.

2) La deformación mediática que se le ha dado a este acontecimiento me hace dudar de las supuestas causas que dieron pie a la agresión. Los darkis y punketos manejan justamente un discurso más bien tolerante en vista de la misma discriminación de la que han sido objeto. ¿Ahora los segregados se vuelven segregadores? Vuelvo al punto anterior: para el espectador promedio, darkis, punkis, etc. son exactamente lo mismo. No hay ninguna diferencia y tampoco importa mucho establecerla.

3) En todo momento se ha antepuesto el hecho de que los chicos agredidos eran emos, pero que éstos eran menores de edad parece no ser grave ni mucho menos. Un grupo de adolescentes reunidos de forma pacífica en un sitio público parece seguir siendo objeto de recelo a tal grado como para suscitar una reacción desproporcionada en su contra. Al parecer hemos retrocedido a la década de los sesentas: ser joven sigue siendo un delito.

4) Tanto las posibles causas de esta agresión, organizada y ejecutada por grupos más relacionados con la intolerancia que campea tristemente en todos los sectores de nuestra sociedad, no sólo en lo que mal llamamos "provincia", que con una supuesta rivalidad o choque entre grupos que asumen distintas tendencias culturales, así como la forma en la que esta noticia fue difundida y deformada por los medios de comunicación, han contribuido a que, lejos de servir como una llamada de atención sobre la intolerancia y discriminación como un problema que ha ido agravándose de manera preocupante, sólo haya servido para poner en evidencia el tremendo grado de intolerancia (e ignorancia) de medios y sociedad hacia determinados grupos.

5) Finalmente, se pueden esperar dos reacciones, ninguna de las cuales será muy positiva: primero, el linchamiento de emos como una nueva moda. Segundo: que toda esta persecución sirva para acentuar más el carácter marginal de este grupo junto con su particular mentalidad de parias sociales. En otra palabras, una justificación para que los emos sean aún más emos.


A modo de conclusión. Es triste que el linchamiento público de un grupo de chicos no dé pie a una reflexión más cuidadosa y crítica. Pero también soy terminante en lo que respecta a los emos. Me niego a verlos como mártires.

Me niego también a pensar en este movimiento como algo más que una moda debido a su insustancialidad y superficialidad. No se puede considerar a los emos como posrrománticos bajo ninguna forma. El romanticismo fue entendido como algo que iba mucho más allá de la simple emotividad o postura estética, sino como una forma de vida y en ese sentido, no sólo un parecer,sino como un hacer. Piénsese en las figuras emblemáticas del movimiento romántico, como Víctor Hugo o Byron, artistas e intelectuales comprometidos con los movimientos sociales más importantes de su época, no sólo en la palabra sino también en la acción. ¿La indiferencia y la apatía son un derecho exclusivo de los emos en vista del agotamiento de la civilización occidental? ¿Su narcisismo es en realidad una "denuncia de la desesperación actual" , en palabras del Dr. Chi?

Estas me parecen unas posturas harto complacientes. Tan complacientes como pensar que sensibilidad y autocompasión son lo mismo.

boomp3.com

16 GLOSAS:

chilangelina dijo...

A mi lo que me parece mas grave es que, al igual que en los sesenta-setenta, si ser joven es delito, ser joven que hace desmadritos es gasolina para los autoritarios.
Ni siquiera me imagino como ha de andar de espesa la tira en Queretaro los fines de semana, apañando a la menor provocacion.
Nomas les estamos dando pretexto; estamos perdiendo el terreno ganado en decadas, y los chavitos ni en cuenta...

zyra dijo...

Es cuestión de enfoques, escuelas y formación, hay muchas miradas para observar el mismo fenómeno.

Dr. Chi dijo...

Respeto mucho tu postura pero permíteme aclarar la mía, en ningún momento he dicho que la indiferencia y apatía es un derecho exclusivo de esta tribu urbana en específico, en tanto a narcisismo comenté que todas las manifestaciones culturales lo poseen, ya que manejan criteros de inclusión y son exclusivas de determinados grupos sociales, lo cual es natural en la conformación de grupos. En cuanto a denuncia nos referimos a hacer explícitos ciertos aspectos de nuestra era.

bandala dijo...

CHILANGELINA: Tienes razón. Si ser joven ya es difícil, imagínate serlo en lugares como Querétaro (remember el caso Canoa), aunque en el DF no cantamos mal las rancheras. Y junto con la represión por parte de las autoridades, lo preocupante es ver como entre los mismos chavos crece también la discriminación. Y yo me pregunto, ¿Cómo se puede llegar a celebrar los 40 años de Tlatelolco ante este panorama? ¿Celebrar qué, si parece que hemos retrocedido más atrás de los sesentas?
Saludos y muchas gracias por tus palabras.
ZYRA: Efectivamente, es cuestión de enfoques y éstos son interminables, la cuestión es cuál quieres escoger para asumir una posición o si prefieres no asumir ninguna, ambas opciones muy respetables. Saludos y bienvenida.
DR. CHI: Si lees con atención mi post, en ningún momento te atribuyo estas afirmaciones, pues éstas se encuentran expuestas como una serie de cuestionamientos, los cuales surgieron después de leer tus comentarios.
Ahora bien, lo que sí puedo decir es que me faltó señalar en el post tus comentarios, omisión que ya reparo.
Saludos y bienvenido.

Arti dijo...

Pero reìrse de los emos, no es tambièn una forma de violencia? Es como si yo me rìera de X porque me cae mal y punto.

bandala dijo...

ARTI: La risa de otros sólo se vuelve agresión cuando la inseguridad y el miedo provocan que le concedas mayor peso a su opinión. La risa por sí misma no lastima. Es la forma como se interpreta.
En la Antigûedad, el género de la comedia se consideraba un género moralizador, puesto que la risa debía servir como un vehículo de reflexión y crítica respecto a los vicios, tanto de los individuos como de la sociedad en su conjunto.
Y quiero aclararlo de una vez por todas:
NO celebro, me río ni festejo la agresión a todos esos chicos, emos o no.
Cada quien decide lo que quiera hacer de su vida. Si quieres ser emo o meterte en un saco de papas, me parece muy bien.
Pero tampoco voy a dejar de decir lo que pienso, incluyendo las cosas que considero negativas dentro de esta corriente.

Salud y bienvenido.

Trompetista de Falopio dijo...

Compañera, estoy de acuerdo con casi todo, solamente no creo que ahora, como endenantes, sea un delito ser joven. Casi todos los emos son adolescentes (nunca he visto un emo de 30 años), pero no han sido agredidos por ese motivo, sino porque son una copia barata y mezclada de los punks (lo cual, efectivamente enoja hasta los darketos, que suelen ser tranquis.) Un cuate decía que también se agrede a los emos por su debilidad, o sea: es riesgoso meterse con un skato, o un punk, pero no parece serlo con los emos.
En cuanto a lo que dice ARTI, si reírse es una forma de violencia, entonces tendríamos que decir que la comedia y las obras de los moneros son violentas. Personalmente creo que quien no aguanta cábula, es, hum, pues muy delicadit@.

Trompetista de Falopio dijo...

quise decir: "una copia barata de los punks y los darketos"

Raúl Luna dijo...

A mí me pareció que podía tratar el tema desde otra perspectiva, que tiene que ver con el uso de la red y mensajes de texto para implementar este tipo de movilizaciones.

Aquí el post, espero no te moleste y que de algo sirva dejarlo por aquí:

http://ciberperiodismoblog.blogspot.com/2008/03/multitudes-inteligentesy-ciberturbas-en.html

Saludos
RL

bandala dijo...

RAUL LUNA: El tema como nos hemos podido percatar es lo suficientemente amplio como para abordarlo desde diversas perspectivas. En mi caso particular, éstas son las reflexiones que surgieron después de leer el blog de la Trompetista y la serie de comentarios que suscitó. No fue en realidad mi intención escribir un post en forma y mucho menos, agotar el tema.
Bienvenidas todas las opiniones e intepretaciones que nos permitan abordar este penoso incidente de manera objetiva y propiciar una discusión inteligente y constructiva.
Y, naturalmente, eres bienvenido también.
Salud.

bandala dijo...

MISS LIVI: Como puede ver, sus palabras son inspiradoras. Tanto que este post ha roto récord de comentarios en lo que va del año, jajá.
Abrazos,abrazos.

Anónimo dijo...

Saben aca en san salvador no se ve un movimiento tan grande de emos (por suerte, jeje)y de verdad, aunke para mi sean nada mas ke una copia "delicada y consumista" de los punks, en ningun momento puedo decir ke estoy de acuerdo con las agresiones, si se creen los "muy muy" alla ellos, hay ke convivir con toda clase de lacra en el mundo, ni modo.

Abner dijo...

Pues sì la risa es un asunto muy serio, en cuanto que la risa es catarsis, el medio que nos posibilita no hundirnos en la depresiòn.

bandala dijo...

ANÓNIMO: Pues sí, hay que aprender a convivir con todos, lacras o no.
Saludos hasta San Salvador.
ABNER: Como dijo un buen amigo una vez, "Cuando se acaba el humor, comienza el campo de concentración". Saludos.

Janik dijo...

a mi lo que me queda en la cabeza, por más absurdos o extraños que se me hagan y me den risa, es:
así pensaban de nosotros cuando eramos (más) jovenes? con tanto argumento racional nos desmenuzaban... eso me da miedo quizas hay algo que no vemos...

Sirena dijo...

Yo no soy de México y me sorprendió mucho que me hablaran de los emos, porque son un grupo que desconocía... Cuando pedí que me contaran cómo son, sólo me dijeron cómo se visten... en Costa Rica es una moda vestirse así y a nadie se le ocurre llamarse Emo... Me imagino que después de todo esto, comenzaremos a usar el nombre. En todo caso, eso no es importante... me es difícil opinar de un grupo que no conozco pero me remito simplemente al derecho de manifestarse como se quiera, incluso no manifestándose. Creo que mucha gente está de acuerdo con que no se les debe golpear pero no dudan en criticar su falta de proyecto político... ¿cuántas de esas personas realmente tienen un proyecto? ¿qué se creen para reclamarle a un adolescente la manera en la cual, vive su vida?