oxalá...

Entre las palabras más maravillosas del español tenemos ojalá.

(Mención aparte merecerían otras frases y términos de carácter más pragmático, como: ya merito, güey, órale, señito, etcétera. Pero eso ya es materia para otro post.)

Es hermosa desde su mismo origen: la expresión árabe
w-shā-llāh, "quiera Dios".

Antonio Alatorre refiere en su espléndida obra Los 1001 años de la lengua española cómo cierta vez durante una plática, su interlocutor dijo algo así como "Ojalá y quiera Dios me haga entender". ¿Se imaginaba esta persona, reflexionó Alatorre, de qué forma había dicho dos veces lo mismo, pero de forma diferente?

Ese ojalá, a pesar de moverse en la incertidumbre nos permite ser optimistas. Es una esperanza de proporciones individuales.

En portugués también tienen otra hermosa expresión: saudade. Después de leer y escuchar infinidad de definiciones sobre ésta, sólo he podido llegar a una conclusión: no es posible explicar la saudade, aunque eso no impide sentirla.

Y hay otra palabra que también me gusta mucho: mantra. Una palabra cálida y protectora (manta-mantra) que nos sostiene y cobija.

A veces lo único importante es tener a mano un bastón que permita recuperarnos de nuestros trastabilleos, junto con una porción mínima de esperanzas muy íntimas, pero presentes.

Tomar bastón y esperanzas entre las manos.

Y sostenerlos. Sostenerlos. Sostenerlos.


Oxalá, me passe a dôr de cabeça, oxalá
Oxalá, o passo não me esmoreça;
Oxalá, o Carnaval aconteça, oxalá,
Oxalá, o povo nonca se esqueça;
Oxalá, eu não ande sem cuidado,
Oxalá eu não passe um mau bocado;
Oxalá, eu não faça tudo à pressa,
Oxalá, meu futuro aconteça. ...

Oxalá, tudo corra, menos mal.

4 GLOSAS:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Yo uso muchísimo la palabra "ojalá", te habrás dado cuenta. Me gusta, es de las mías. Viste que uno tiene sus palabras preferidas, esas que te acompañan toda la vida.
Hablando de cosas lindas, sí mi querida, tendrás que buscar un regalito...Los Chuquis te esperan...jajaja!

sirleito dijo...

a mi me habían enseñado que ojala venía del oh ala! que escuchaban los españoles decir a los arabes que emifraban a sus tierras, y tras unos ajustes la palabra quedo como la conocemos ahora
te espero en mi blog!

Daniel G.G. dijo...

Ya que estás en el portugués, confieso mi adición por "andorinha" que vale tanto como golondrina y como lisboeta. A senhora gosta de fado?

bandala dijo...

CHUQUIS: De verdad que es de las mejores palabras que hay, ¿a poco no? Un día habría que dedicar un post a las palabras favoritas, creo que saldrían muchas cosas interesantes. Y gracias mil por el premio! Como pueden ver, he dejado un poco descuidado el changarro en estos días pero espero en breve hacer los honores que se merece este galardón. Saludos!
SIRLEITO: Pues no fue tanto el "Oh, Alá", pues los españoles, en general, no eran muy buenos (corrección, no son) para la pronunciación en idiomas extranjeros, y así nos fueron deformando también muchísimos términos en lenguas americanas. Pero el sentido sí fue ese, el de una invocación a Alá. Saludos y bienvenido.
DANIEL G.G.: Sí, m'agrada molt el fado. Y supongo que a usted también, en vista de su afición por golondrinas y lisboetas. ¿Amalia? ¿Misia? Saludos y bienvenido!