recapitulación

Es absurdo pensar que el inicio de un año es un borrón y cuenta nueva. En el tránsito de reinicio en la cuenta de los días no se anula nada, no desaparece nada. Todo permanece en nosotros porque somos el presente de lo pasado,  encrucijada de donde se parte nuevamente, una y otra vez.

Fue un año extraordinario y, por lo mismo, difícil. Particularmente, la última parte. Digo extraordinario, pues tuve oportunidad de cerrar ciclos importantes y abrir otros. También extraordinario por el hecho de haber conjuntado, a la par, mucha alegría y tristeza. Por haberme permitido experimentar, de igual forma, la felicidad del encuentro y el dolor de la separación.

El dolor es un caramelo envenenado, como ya dije. Lo rehuimos y evitamos confrontarlo. Pero también es importante en nuestra vida. Nos permite ser concientes de lo que nos rodea y, sobre todo, de quiénes somos. He tenido que extraviarme más y más en este laberinto. Porque nadie puede recorrerlo por mí.

Este ha sido un año de muchos años.

Pero, al final, estoy agradecida por haber podido vivir todos esos años que han sido uno solo en una sola persona.



Gracias, Livi, Nora y Violeta por la reflexión que fue detonador para este post.
Gracias, Tania, Esponja, Tzitzi y Kuxtodio, por acompañarme.
Y, especialmente, muchas gracias, Xerófilo por las imágenes y palabras, siempre oportunas, siempre bienvenidas. 

9 GLOSAS:

fonema dijo...

Un año nuevecito viene pronto. A ver de qué se nos ocurre llenarlo esta vez.
Abrazo. Y ve pensando que Cuba es mucho más que la casa de Hemingway. ;)

bandala dijo...

FONEMA: Esperemos llenar este año de confites y canelones a manos llenas. Abrazos muy fuertes para usted y para Nino, también yo espero descubrir cómo hay más que la casita del Hemingway. Saluts!

Xerófilo dijo...

Hola Bandala:
Creo que es la primera vez que discrepo de la esencia de lo que dices.
Quizás porque soy biólogo.
En tanto animal cultural que somos me parece que estaría totalmente de acuerdo contigo. Aunque como me gusta la dialéctica, me parece que en nuestro desarrollo existen hitos de gran relevancia. Titularse podría ser un ejemplo agradable.

En tanto animal "emocional" puede que tengas razón. Al ser humano le gusta tropezarse con la misma piedra o esquema, como quieras decirlo. Quizás de ahí que digas: "... encrucijada de donde se parte, una y otra vez." Pero estoy cierto que si pones atención , practicas yoga, tai chi, o jardinería hidroponica como sugieres allá abajo ANTES de tomar decisiones, encontraras nuevos vericuetos que te llevarán a sitios más gratos.

Pero en lo que realmente discrepo es en la parte del animal biológico, que a fin de cuentas somos.
Para el animal que somos si hay año nuevo. Pienso que desfasado, quizás sería más adecuado ubicarlo en el solsticio de primavera, pero sí existe una auténtica renovación del ciclo.
Quizás el problema es que viviendo en ciudades no lo podemos percibir con claridad, ya que lo único natural que hacemos consistentemente a todas las edades es comer e ir al baño (bueno, y respirar, sudar y orinar).
En los ecosistemas no civilizados es distinto.
Acá en BCS, por ejemplo, si no llueve adecuadamente en determinados meses no habrá pitaya dulce.
O podría no haber calamar en el Golfo de California.
Y así.
Sé que lo que anoté puede sonar tonto, pero a lo que voy es que la naturaleza nos ejemplifica de continuo sus ciclos de cambio y renovación. "Sus" años NUNCA son iguales, ni una consecuencia mecánica de lo precedente.

¿No te parece demasiado soberbio suponer que estamos exentos o aislados de ello?
¿No te parece obcecado suponer que no nos puede ser útil, como animales culturales y/o emocionales seguir su ejemplo?

Los organismos que nos rodean (los que viven más de un ciclo anual) invariablemente se quedan con lo bueno y descartan lo innecesario o dañino.
Pienso que como animales culturales y emocionales podemos "elegir" lo que son nuestros inicios de año.
Hacerlo con base a los ciclos naturales es una práctica antigua.
Aprovechar la oportunidad, sea simbólica o no, del cambio, pues ya es cosa nuestra.
Ya lo sabes. Te dejo esto con aprecio. Lo que pasa es que desde ayer que te leí no me lo podía sacar de la cabeza. Creo que si no te lo escribía se me iba a entripar el cerebro.
Saludos. Cuídate mucho.
Y feliz año, sea cual sea la fecha en que decidas arrancarlo.
RRS

bandala dijo...

XEROFILO: Que bueno saber que hay puntos en los que podemos discrepar, de igual forma como hay otros puntos en los que coincidimos. Trataré de explicarme, pues siento que cuando me pongo en el plan introspectivo, también caigo en lo críptico y en lo contradictorio.

Al hablar del fin de un año, he querido omitir la referencia a la idea de renovación, no porque la rechace, sino para subrayar el hecho de muchos ciclos iniciados y terminados dentro de uno solo, como ha sido este año que para mí ha sido complejo manejar debido a todas las experiencias que trajo. Naturalmente, cada ciclo implica una renovación, pero hay una esencia que permanece a través de los ciclos y las renovaciones que experimentamos, las fisiológicas, las psicológicas, las internas y externas. Pau Casals nunca ejecutaba una pieza en su cello de la misma forma, porque decía que la naturaleza nunca se repetía y nosotros SOMOS naturaleza. También, ningún año se parece a otro, pero en este caso, este año ha sido tan diferente que me ha parecido vivir muchas etapas en una sola. De ahí mi dificultad para hacer un balance general y quizá también, mi dificultad para expresarlo. Para poder asumir todo el cambio, también necesito estar conciente de mi propia esencia.
Hace poco me sorprendí con un descubrimiento: el significado original de "crisis" (griego, no chino, porque ahí le dan otro significado) es cambio. Creo que a fin de cuentas, al tener que pasar por una crisis o por muchas, somos capaces de percatarnos de la imporancia de las renovaciones y la necesidad de asumirlas concientemente.

Bueno, pues ya fue mucho choro de mi parte; agradezco de verdad las discrepancias porque entonces puede haber un diálogo y no un monólogo.

También te mando un abrazo muy fuerte y mis mejores deseos para el nuevo año y todos los ciclos por abrir.

Xerófilo dijo...

Me gustó eso de que discrepar lleva al diálogo.
Según yo si te diste a entender muy bien.
Creo que fui yo quien se salió de la discusión.
Pero qué bueno. Escribiste más, e igual de profundo y grato.
Abrazos fuertes.
RRS

Violeta Vázquez-Rojas dijo...

"El dolor es un caramelo envenenado", dices tú. "El dolor despierta", dice María. Dos maneras de decir algo muy parecido, y muy cierto. Yo, eso sí, le dejo de agarrar el gusto cuando ya es tan permanente que deja de doler y me pone a dormir de nuevo. Caramelo envenenado chupado y desabrido.

Trompetista de Falopio dijo...

Llego tarde; espero que no demasiado. Aunque ya le envié mis buenos deseos, agrego uno más, que cualquier pérdida o dolor experimentado, sea una oportunidad para fortalecerse y renovar proyectos.

Anónimo dijo...

Que en los agradecimientos de este mensaje, en las ligas después del video, el nombre de "Tania" no tiene liga ni conduce a Blog alguno. Imagino que Tania es la hermosa Tania Tagle que escribía "Esa que no soy yo". Si de verdad esa Tania sin liga es aquella belleza espero de corazón que no haya muerto, pero a principio de año que quise seguir leyéndola en ese blog no la encontré (ni la he encontrado)y una parte de mi alma sintió algo parecido a la muerte. ¿Puedo abusar de este canal y mandarle un mensaje? De ser así trataría de decirle:Que siempre la seguí en sus escritos (de hecho desde su blog navegué por muchos más, entre ellos este de bandalakalevala), que si cabe decirlo me enamoré de ella sólo por conocer su forma de ser, de pensar, de sentir. Que si cerró su blog por malas razones luche como sabe hacerlo y retome el camino; que si lo cerró por buenos motivos entonces mil felicidades, que igual luche y siga creciendo sabiendo, si para algo puede servir saber algo como esto, que dejó a este enamorado perdido en la red (muy probablemente no el único), quien se quedó con las ganas de conocerla más y tratar tal vez, de darle algo de lo que ella decía buscar. Y si ha cerrado porque encontró quien le de lo que necesitaba pues qué bien, ojalá sea uno que la ame más que a sí mismo. En fin, perdón si este escrito es un abuso de este canal. Pero si esa Tania es quien pienso ojalá lea esto. Firmo al final como firmé el único tímido mensaje que me atreví alguna vez a enviarle a ella, tal vez entonces ate cabos y vea que no miento...

Cordiales saludos.

bandala dijo...

VIOLETA: Así es. En algunos casos despierta y en otros adormece. Pero coincido contigo, hay que tener cuidado en agarrarle el gusto. Abrazos muy fuertes. Espero que sepas disculpar mi diletancia en la respuesta.
TROMPETISTA: Lo bueno de los blogs es que crean su propia dimensión temporal en la que nunca es tarde para participar. Ya ves que yo misma me tomo mi tiempo para responder. Gracias por tus buenos deseos, esos siempre son oportunos y nunca tardíos. Abrazos.
ANÓNIMO: Debo confesar que terminé bastante sorprendida al leer tu comentario. En primer término desconocía que Tania Tagle seguía este blog; en segundo término, la persona que menciono en esta entrada no es la autora de "Esa que no soy yo". Sin embargo, me uno al mensaje que le mandas y aprovecho para mandarle un saludo a Tania Tagle junto con mi agradecimiento más sincero, si alguna vez pasó por este espacio.
Saludos para ti también y espero que esta no sea la unica vez que decidas manifestarte en este espacio al que también puedes considerar como tuyo. Saludos.