Bienvenidos 32

Regresar de nuevo a casa. (¿Cuál de los dos hogares?)

Acostumbrarme de nuevo a los olores del departamento vacío.

Regar las plantas mientras hago malabarismos con el teléfono.

Revisar la contestadora, quien me acusa de ser la responsable directa de no hacerle llegar mensajes más interesantes.

Repasar el inventario de las impudicias del refrigerador, valientes sobrevivientes de varias glaciaciones.

Verificar que el desorden de mi cuarto siga en su lugar.

Acordarme de que ya no hay azúcar. Ni una pizca.

Saludar a mi icono personal, una reproducción del ex libris del Vasco. Me cuida y me proteje desde el tablero de corcho que cuelga sobre la computadora. Ilumina me.

Cambiar la página del calendario. Mayo-Da Vinci me gustó más que Junio-Anguiano.

Mantra para este día y los siguientes:

Sólo es una mala temporada. Sólo es labor de parto. No estoy bloqueada.

Recuerda al Vasco, la cabeza de Medusa y el Madrigal de Owen.

Recuerda a Hugo de San Víctor.
El principio de la disciplina es la humildad, y a través de la humildad, el lector aprende tres lecciones importantes...

Recuerda la oración de Johnson:
... Ayúdame a proseguir en esta labor y en el objetivo de mi presente estado ...

Recuerda a Paz y El balcón:

Todo tu cuerpo era escritura
Acuérdate
RECOBRA LA PALABRA

5 GLOSAS:

Tania dijo...

... y que esas palabras recobradas iluminen las pantallas de los que tanto te extrañamos en estos días de silencio.

Cel.lia dijo...

sshh....

Esponjita dijo...

Ommmmm.... que venga la musa....

Ommmmm.... que venga esa cosa que dice la escritura que vendrá por añadidura cuando venga la musa

Ommmmmmmmmm

*susurro* esponjitta *susurro*


Posdata susurrada: salón 113, XI/VI/MMVIII seis después meridiano

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Un poco de sana meditación, viene muy bien para desintoxicar la mente de estupideces. Necesitamos poner en orden las prioridades, pero primero juntemos suficiente energía para hacerlo... primero me voy a tomar un licuado de bananas y peras y luego lo intentamos, sí??

bandala dijo...

TANIA: Gracias por estar ahí.
CELIA: Shhhhhhhhhh...
ESPONJITA SUSURRADORA: Gracias por los Om inspiradores. Ahí estaremos con o sin la musa.
CHUQUI (CLARA, creo): Sí, sospecho que esto amerita echar mano de la meditación y de un licuado delicioso para tomar fuerzas y despejar la cabeza, gracias.